La luciérnaga y la magia de los peróxidos.

A mi los insectos me producen una sensación contradictoria. Por un lado, se me erizan los pelillos solo con ver uno de ellos, cualquiera. Por otro lado, ejercen sobre mí una fascinación que no he encontrado en ningún otro animal, organismos (los animales) que, en general me interesan mucho menos que las plantas o los microorganismos, que tienen una bioquímica mucho mas interesante. De entre los insectos, algunos de los que más me fascinan son los que conocemos genéricamente como “luciérnagas”. Anoche vi una. Ahora es raro encontrar una luciérnaga en zonas próximas a las ciudades, ya que, como casi...