Noticia Nº 33: Por qué soy científico

Noticia Nº 33: Por qué soy científico

Carl Sagan dijo ” La Ciencia es mas una manera de usar tu pensamiento que un cuerpo de conocimientos”. Siempre me ha gustado esta frase, primero porque es cierta y, segundo, porque el concepto de “way of thinking”, que puede implicar simplemente el modo en que piensas, también podria usarse en su sentido literal, el de camino, via. Sea como fuere, la Ciencia no trata sólo sobre lo que sabes y cuanto sabes sobre algo, sino de como accedes al conocimiento y de como ese conocimiento afecta a cómo te relacionas con el mundo. En cierto modo, la Ciencia es un viaje. Yo lo llamo el viaje vertical, porque no es un viaje para explorar lugares usando coches, trenes o aviones, sino un viaje hacia arriba a una escala mucho mayor que la que contemplamos a simple vista, o bien, un viaje hacia lo que subyace, a una escala muy inferior, utilizando otros medios de transporte: microscopios, telescopios, instrumentos de todo tipo y, por supuesto, nuestra mente. La Ciencia es la fe en la mente.

Carl-Sagan-800x430
Carl Sagan. Gracias a su libro “Cosmos”, me convertí en astrobiólogo y comencé a trabajar en el Origen de la Vida.

Isaac Asimov, cuyos libros, tanto de ficción como de divulgación científica devoraba de adolescente, fue otro de los responsables de que me hiciera científico. Libros como la “Breve Historia de la Química” o “Los Gases Nobles” influyeron notablemente en mi deseo de ser químico. El dijo “el verdadero goce de la Ciencia está en la búsqueda, no en el conocimiento”.

Portrait of the american biochemist and writer Isaac Asimov. USA, 1970s (Photo by Mondadori Portfolio via Getty Images)
El bioquímico y escritor Isaac Asimov. Siempre me fascinó su capacidad para escribir. Con lo que me cuesta escribir un artículo, como podía el escribir tantos libros (Foto: Mondadori Portfolio via Getty Images)

Con todas estas lecturas y referencias, desde niño soñaba con ser científico. Quería pasar el tiempo en laboratorios y con instrumentos increíbles que me permitieran ver cosas como otros planetas, moléculas, entender la materia y como se comporta, cristales y minerales, productos y elementos químicos extraños e inusuales etc. Quería saber por qué el mundo es como es, que forma tienen los objetos que no podemos ver, cómo es el mundo que se esconde mas allá de nuestra limitada vista, tanto para ver lo pequeño como lo enorme. Nunca pensé en dedicarme a la Ciencia para tener dinero o ser famoso, para curar enfermedades o salvar a la Humanidad. Solo quería maravillarme con la Naturaleza y el Universo del que formamos parte. Soñaba con tener algún dia mi propio microscopio y observar como Cajal, y mi propio telescopio para ver con mis propios ojos la Luna o Júpiter. Y, ahora que soy un científico profesional, nada de eso ha cambiado. Creo que el científico conserva al niño que todos fuimos tal cual, intacto. Simplemente va jugando con juguetes progresivamente mas caros.

44173124
Este fué uno de mis primeros libros de Química. Bueno, nunca fué mio, lo sacaba de la biblioteca del instituto donde hice el BUP. Aun había muchas cosas que no podía entender, pero me encantaba leerlo, en especial la química descriptiva de los elementos. Recuerdo como soñaba, leyendolo a la luz escasa de velas, junto al fuego de la estufa en invierno, cuando ni siquiera teníamos luz, que podía ver cómo Brandt descubrió el fósforo y Marie Curie observó el radio por primera vez.

Ciencia no es sinónimo de I+D.

Muchos científicos se definen como “investigadores”.  Si, un científico investiga cosas, pero es mucho mas que un investigador. Investigación es una acción, Ciencia es un concepto; es, como dije antes, una manera de usar tu mente y cómo vives tu interacción con el mundo. En la Ciencia se investiga, por supuesto. Pero también se investiga en el márketing y ventas, los abogados investigan, cuando queremos comprar un coche nuevo investigamos. La Ciencia es una búsqueda y una forma de pensar y relacionarte con el mundo. No la veo como una profesión, ni una actividad. Es mucho mas, es una vivencia personal y un viaje que puede emprender cualquiera. No es necesario ser científico profesional, la Ciencia es un regalo que unos pocos nos han hecho a todos y todos tenemos el derecho de disfrutarla y de usarla, como tal metodología de pensamiento. Pocas cosas hay tan accesibles: está ahi, todo el conocimiento, cómo se ha accedido a él y todo lo necesario para que cualquiera lo use a cualquier nivel. Todos podemos maravillarnos, porque la Ciencia, sobre todo, va de maravillarse con el mundo, con el Universo. Es el sentir cómo se te pone la piel de gallina y te salen mariposas en el estómago la primera vez que ves Júpiter con un telescopio, o el primer espectro que observas con un instrumento que no habías usado hasta el momento. No importa que tú no hayas descubierto Júpiter, no se trata de que tu seas Galileo. Se trata de resonancia: resuenas con él y con todos los que tras él estudiaron Júpiter. Se trata de que tu lo estas descubriendo en éste momento, es una vivencia de tu vida. Esa vivencia única hace que se recree la emoción del descubrimiento científico cada vez que unos ojos nuevos se acercan a un telescopio y se emocionan con lo que ven. Quien no sienta emoción con éso, o con la primera vez que observas algo o con la primera vez que sientes entender algo, que es mas que saber algo; quien, como digo, no sienta emoción con éso, desde luego no es un científico. Mas aún, pienso quien no sienta emoción con el descubrimiento solo está viviendo a medias. Y estas emociones son para todos, no son patrimonio de los científicos. Por eso también pienso que un científico debe enseñar. Enseñar de persona a persona es una vivencia maravillosa. Y hace falta mucha generosidad para enseñar: es dificil, cuesta tiempo y requiere esfuerzo y salir de nuestro mundo y tratar de empatizar con otros. No todos los científicos quieren enseñar, lo consideran una pérdida de tiempo. Yo creo que es al contrario: enseñar a otras personas, nos da la oportunidad de mejorar la vida de otra persona, de hacer su vida mas rica o mejor. Además enseñar es una gran forma de aprender y tomar perspectiva y la gente suele agradecer la oportunidad de aprender de primera mano con una persona que está generando conocimiento.

feynman-1981-2
¿Qué es la ciencia? Indudablemente ustedes lo saben puesto que la enseñan. Si alguien no lo sabe, la guía del profesor de cualquier texto escolar ofrece una completa discusión sobre el asunto. Pero la ciencia no es lo que han dicho los filósofos y con toda seguridad, tampoco lo que dicen las guías del profesor. ¿Qué es? Ese fue el problema que me planteé cuando decidí dictar esta charla y al hacerlo recordé aquella fábula que dice: Caminaba alegre un ciempiés cuando un sapito le preguntó: ¿Cuál pie tú pones primero y cuál colocas después? Preguntándose el ciempiés ¿cómo hago yo al caminar? Se le trabaron los pies y a un hueco vino a parar. Durante toda mi vida he hecho ciencia y sé lo que es, pero me siento incapaz de decirlo; no sé cuál pie pongo primero y cuál después. – Richard P. Feynman en una charla a profesores de ciencias. Recogida en su libro “Seis piezas fáciles”

 

La Ciencia tampoco es desarrollo. Como científico, me dedico a la Ciencia no para conseguir desarrollos, ni retos, ni ser excelente, ni conseguir retornos ni hitos, ni entregables. No hago ciencia para ser conocido, o dar charlas o que la gente me alabe o me hablen con respeto. Lo hago porque lo siento así, porque vivo la Ciencia. Pero, independientemente de lo que yo sienta, la Ciencia no es para desarrollar cosas, bienes o crear riqueza. La Ciencia es para conocer, para ser mas humanos, para mejorar nuestra comprensión y, por tanto, nuestra interacción con el mundo.

Es curioso que la palabra “ingeniería” prácticamente ha desaparecido del vocabulario de quienes manejan la política científica. Ingeniería podría ser lo que ahora llamamos I+D, o eso tan absurdo de I+D+i, que nunca he entendido: ¿innovación y desarrollo es distinto? ¿por que la i es minúscula?. Actualmente se mezcla Ciencia e Ingeniería, que es hija de la Ciencia. Pero parece que existe un cierto tabú a la hora de usar la palabra “Ciencia” y “científico”. El problema de mezclar de ésta manera los conceptos es que, primero, confunde al público, que ha dejado de entender qué es la Ciencia y, segundo, instrumentaliza la Ciencia, convirtiéndola en una factoría para la obtención de bienes tangibles o potenciales desarrollos rentables. No digo que ésto sea malo, lógicamente. Y es necesario. Con la Ciencia se puede innovar, pero no se puede practicar (y por ende financiar) la Ciencia sólo para la resolución de problemas prácticos o para conseguir innovaciones, ya que, en algún momento y por necesidad, el científico que investiga la resolución de un problema va a tener que utilizar el trabajo de un científico que investigó algo solo por el placer y la necesidad de conocer, sin pensar ni vislumbrar si tendría una aplicación práctica. En otras palabras, la Ciencia enfocada a obtener conocimiento, lo que artificiosa y absurdamente se llama “ciencia básica”, diseñada para responder preguntas y no con una aplicación específica en mente, es totalmente necesaria para que las aplicaciones, tecnología y soluciones prácticas surjan. 

10334448_1418698278397970_5019413372161340578_n

En mi biblioteca tengo un ejemplar de la primera edición del manual de Astronomía del importante astrónomo español Jose Comas Solà, en la que se puede leer el párrafo de la imagen anterior. Creo que lo que afirma es extensivo a la Ciencia en general.

Ciencia es Cultura.

Hay una tendencia también a separar, como áreas distintas del conocimiento humano, la Ciencia y la Cultura. Yo no veo que exista diferencia alguna. ¿que es la Cultura?. Si buscamos información sobre el concepto de Cultura, vemos que está mas allá del cine y la danza, que es lo que la mayor parte de la gente entiende por ello. La Ciencia contribuye decisivamente tanto a la Cultura como a la Civilización, de la que es inseparable. Yo diría que la consecuencia mas importante de la Ciencia no es la creación de bienes o tecnología, ni la mejora económica, que, aunque importantes y no desdeñables, quedan por detrás de su contribución a una Civilización pacífica. Las sociedades acientíficas son bárbaras y brutales, como podemos ver en las noticias todos los dias. Estas sociedades acientíficas no dudan en usar los productos de la Ciencia, si ello les sirve para obtener poder o dominio. Así, la Ciencia, sin humanismo se transforma en I+D.

Volviendo a la pregunta que me hacía y que da lugar a éstas sencillas reflexiones, ¿por que soy científico?. Por curiosidad, por emoción. Porque en la Ciencia encuentro un espacio de libertad para pensar y crear, una forma de relacionarme con el Universo. Con la Ciencia tengo una ventana abierta a un mundo vasto e inabarcable, con lo que nunca puedo sentirme aburrido, ni sólo, mientras explore. No importa lo que descubras, su importancia, si trabajas en un “hot topic” o si publicas tal o cual. El mundo de los científicos es una cosa distinta a la Ciencia. El mundo de los científicos tiene sus reglas del juego y sus complejidades. No es un mundo agradable, desde luego, en algunos aspectos, pero es conveniente moverse en él. Pero no necesario, cualquiera con interés puede gozar de la mejor parte de la Ciencia. El científico tampoco lo hace por el sueldo o el dinero, como es obvio. Naturalmente queremos cubrir nuestras necesidades personales y disponer de recursos para poder explorar la Ciencia. Pero a mi no me escandaliza que un científico tenga un sueldo ridículamente bajo, comparado con un futbolista o con un personaje semianalfabeto de la tele. Lo que me escandaliza es que nos pongan dificultades para explorar y enseñar. Nosotros siempre seremos más ricos, aunque no tengamos dinero en la cuenta del banco. A mi me basta con un laboratorio y tiempo para poder dedicarme a ello.

2 thoughts on “Noticia Nº 33: Por qué soy científico

  1. luque

    ¡Hola César!
    Espléndido artículo y un recuerdo.
    Conservo como “oro en paño” mi Babor editado por Marín en 1964 (7ª edición).
    Era el texto recomendado por aquellos años para la asignatura del curso selectivo.

    Felicitaciones y un saludo cordial

    1. cmenor

      Muchas gracias por tu mensaje!. Me alegra “resonar” con alguien. Yo no tengo el Babor, pero la verdad es que me gustaría conseguir un ejemplar. Tengo muy buenos recuerdos con ese libro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

five + = seven