Hace ya algun tiempo compartía aquí la primera parte de la visita al yacimiento de Tharsis, en Alosno (Huelva). Tras ver el Filón Norte y sus emblemáticas melanteritas, ahora toca uno de los yacimientos favoritos de los coleccionistas que visitan la Faja: Filón Sur.

En rasgos generales, los depósitos de la Faja Pirítica pueden dividirse en dos grandes grupos:

– Los yacimientos del Norte, de edad Viseanense (hace unos 345 millones de años, en el Carbonífero), formados por reemplazamiento de rocas volcánicas por sulfuros, debido a intensa actividad hidrotermal bajo el fondo marino en lo que fué una cuenca marina. Incluye depósitos como Aguas Teñidas, La Zarza, Aljustrel o la bellísima mina de San Miguel.

– Los yacimientos del Sur, mas antiguos. Estos están encajados en pizarras y constituyen uno de los eventos mas interesantes de la historia geológica de la Tierra, ligados a la historia de la Vida: se formaron en coincidencia con el límite Devónico-Carbonífero y uno de los grandes episodios de extinción masiva que ha experimentado la Vida sobre este planeta. Nosotros tenemos la teoría de que la actividad biológica que generó el azufre que compone la pirita de depósitos como los de Tharsis, Neves-Corvo o Aznalcóllar, se vió impulsada por la destrucción masiva de ecosistemas durante la extinción, que debió tener lugar en torno a hace 359-360 millones de años.

Así, las aprox. 16 mineralizaciones de Tharsis, formadas por grandes lentejones de sulfuro masivo encajados en pizarra, se formaron en el fondo de una cuenca marina que sufrió la consecuencia de un enorme cambio climático.

Corta Filón Sur (Tharsis), vista el noviembre pasado. Hacía un gris que cortaba el cutis. Pero la perspectiva de encontrar minerales chulos superaba toda inclemencia ambiental.

  Filón Sur esta formado por masas lenticulares de sulfuros, mineralización tipo stockwork y lo que mas nos interesa ahora mismo: el gossan, enormes masas producidas por la oxidación de los sulfuros primarios, normalmente de colores rojos y amarillentos por estar formados por gran proporción de óxidos de hierro. El gossan (montera, en español, ya que suelen estar “encima” de la mineralización primaria) tiene la peculiaridad de concentrar metales interesantes que en la pirita masiva están muy diseminados: oro, plata, cobre y, ocasionalmente, arsénico, plomo y zinc.

Gossan con goethita en Filón Sur (Tharsis)

  Así que, dado que la alteración supergénica ya hizo parte del trabajo, bastaba con ir al gossan para recoger los metales interesantes que contiene. Esto ya lo sabían los Romanos, que eran muy listos, asi que todo el gossan de Filón Sur esta salpicado de galerías mineras romanas, de donde obtenían posiblemente minerales de plata como éste:

Clorargirita de Filón Sur (Tharsis)

 Pero el gossan de Filón Sur alberga otra peculiaridad interesante: una zona con inusual concentración de plomo, en forma de minerales oxidados. El plomo alcanza tanta concentración que forma vetas en el gossan:

Este es un filoncillo con cerusita (carbonato de plomo) y mimetita (arseniato de plomo). Pero veamos un poco mas de cerca la bella mimetita de Filón Sur:

La cerusita:

y, que por desgracia no forma cristales grandes, pero es muy abundante en el gossan de Filón Sur: la beudantita, un mineral de la familia de la jarosita, que aquí acompaña a cristales mas grandes de mimetita:

Como podéis imaginar, el yacimiento de Tharsis es uno de mis favoritos: es interesante científicamente y también nos aporta pequeñas bellezas como éstas…lástima que la mayoría de la gente vea en estas minas simples agujeros llenos de piedras, potenciales vertederos o simplemente nada. Y es que, como decía Hesse, no hay mas realidad que la que llevamos dentro.

Esta foto ya la había usado en otro post, pero me da igual, porque me gusta bastante…

4 Comments

  1. Hola César,
    Ya que hablas del gossan, quiero compartir una historia acerca de su etimología. Según me han contado, la palabra gossan se acuñó en las minas de la FPI durante la época inglesa, en la que los mineros nativos se quedaron la copla de la presencia de oro (abundante en el gossan de sulfuros de la FPI) de las “gold sand” (arenas auríferas) y que derivó en “gossan”. No sé si la historia sea cierta, pero por lo menos bonita sí. Un saludo.
    Cosme

  2. Uau…no conocía esa historia. Yo tenia entendido que la palabra provenía de la pronunciacion “anglizada” del aleman “eisenhut”, traducido “sombrero de hierro”, que era como se denominó por primera vez al gossan.

    Otra historia que habia oido dice que el nombre se lo pusieron mineros ingleses, a partir de una palabra celtica o algo asi que significa “sangre”, algo lógico debido al color rojo que suele tener. Francamente, cualquiera de las dos versiones me parece con mas sentido que la que cuentas, dado que el “eisenhut” y el “gossan” son vocablos que se vienen usando desde el siglo XVIII en la bibliografia, desconectado de la FPI y creo que bastante antes de la época de mayor presencia inglesa en la FPI.

Leave a Reply to John Doe Cancel reply

Your email address will not be published.

four × 5 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.