Bindheimita era su nombre antiguo, ahora se llama oxiplumboromeita, un nombre menos glamouroso, pero que seguro que mola mas a los vendedores de minerales, porque suena la mar de raro…y lo raro vende. O al menos así funciona en algunos negocios…porque seguro que alguno dirá “pos yo soy la mar de raro y no me como un rosco”, pero eso es otra historia.

 Usualmente, la bindheimita tiene este aspecto:


Fotomicrografía 40x

Esta muestra procede de una antigua y pequeña mina de antimonio de Torrenueva (Ciudad Real) y en ella podéis ver el aspecto típico de este mineral. Es un mineral secundario, es decir, se forma a partir de un mineral previo por o movilización de sus elementos por alteración química, normalmente meteorización u oxidación, aunque hay procesos diversos. En este caso, este mineral procede de la alteración de minerales de antimonio y plomo. Este tipo de alteración se llama supergénica y engloba los procesos redox, movilizaciones y precipitación de minerales nuevos relacionados con la meteorización. 

Aunque es un mineral relativamente frecuente, no lo es tanto en la forma en que lo hemos podido identificar este año: bonitas pseudomorfosis de bindheimita tras bournonita. Esto significa que el mineral primario era el sulfuro bournonita, cuya alteración lo transformó en bindheimita manteniendo la forma original de los cristales:

Fotomicrografía a 80x


Este es un ejemplo de pseudomorfosis. Lo que originalmente era un cristal de bournonita, se ha transformado en bindheimita, manteniendo su forma original. Le acompañan cristales cúbicos de fluorita y procede de la mina San Camilo (La Unión, Murcia).


Fotomicrografía a 80x


Otro cristal pseudomorfo. El plomo movilizado se convierte en cerusita, que forma los pequeños cristales incoloros que se ven sobre el cristal grande. Esta muestra procede de Sierra Gorda (Escombreras, Cartagena, Murcia)

Aqui teneis otro ejemplo:

Fotomicrografía a 120x

El cristal aparece en un hueco entre cristales de fluorita. Las pseudomorfosis de bournonita aparecen en la Sierra Minera de Cartagena-La Unión en todos los yacimientos con fluorita, un acompañante habitual de aquel mineral.

Fotomicrografía a 80x

En esta muestra se aprecia una interesante asociación entre rosasita, bindheimita y fluorita (Sierra Gorda, Escombreras, Murcia).
Es curioso que estas interesantes muestras hayan pasado desapercibidas y prácticamente no hayan resultado llamativas a nadie, cuando constituyen una curiosa aportación a la mineralogía de la Sierra y ademas son interesantes por su rareza. Para mi al menos es la primera observación de este tipo de pseudomorfosis manteniendose la morfología original de la bournonita tan íntegra. Pero…quien sabe! igual los dos que las encontramos interesantes estamos equivocados…

Nota: en la primera foto se aprecia un efecto óptico que indica con qué microscopio está tomada. El resto son con un microscopio diferente y a aumentos mas altos.

2 Comments

  1. Bonitas las fotos e interesante pseudomorfosis, claro que sí. De hecho suelo comprar estas cosas raras. Si han pasado desapercibidas será que a nivel aficionado o coleccionista en el campo son difíciles de ver, y ya en casa no todos tienen capacidad para un estereomicroscopio de 80x. Porque ya tienen que se minis.
    Y al divulgarlo en el blog dale tiempo a la gente a leerlo. Yo al menos las encuentro interesantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

8 + 17 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.