Imaginad este caso criminal:

Se ha localizado un cadáver con evidencias de violencia. El forense determina que ha muerto a causa de un fuerte golpe en la cabeza con un objeto de madera. Se han encontrado pequeñas astillas en la herida, además.

Por otro lado, la policía detiene a un sospechoso, el último que probablemente vió a la víctima y al registrar su coche se encuentra un listón de grandes dimensiones con sangre de la víctima. Parece que el caso está claro.

Sin embargo, las cosas no cuadran bien…la policía sospecha que hay algo más  y se solicita al microscopista un diagnóstico de las pruebas. Este entonces, prepara las astillas de madera que se encontraron en la víctima y las observa al microscopio:

Imagen de la astilla de la víctima con objetivo 40x. Preparación sobre un corte de la astilla con microtomo y montaje en bálsamo de Canadá. Observación con PLM (microscopio de luz polarizada).

En la imagen se observa bien la anatomía de la madera (xilotomía). Se ven las traqueidas, que son los tubos por donde circulan fluidos, así como las células del parénquima.

Imagen de la muestra de la víctima con objetivo 10x, en PLM. Las traqueidas estan llenas de aire, por lo que se ven oscuras. 
Imagen de la muestra de la víctima con luz normal, en campo claro.
Ahora comparemos con astillas obtenidas del supuesto arma homicida y tratadas de la misma forma. Como se dispone de mas material, se lleva a cabo un corte transversal y otro longitudinal del listón de madera:
Imagen del corte transversal. objetivo 10x, PLM. Se observan las traqueidas cortadas transversalmente.
Corte longitudinal. Aqui tambien se pueden observar bien las traqueidas, por donde circula la savia, insertas en el xilema o tejido leñoso. 

Detalle del corte con objetivo 40x, levemente teñido con verde malaquita. Las traqueidas estan cortadas transversalmente y se observa un canal resinífero con gotas de resina, de color pardo-rojizo.
¿que conclusiones sacamos?
En primer lugar, ambas maderas, la de la astilla en la víctima y la del supuesto arma homicida, son diferentes.  Por otro lado, la estructura del arma homicida indica que se trata de madera de conífera, probablemente una pinácea (pino o similar).
La otra madera presenta un parénquima mas complejo, probablemente sea una angiosperma, aunque sin identificar.

Así pues, la microscopía forense exculpa al principal sospechoso, que sin embargo, tiene que dar muchas explicaciones… ¿teneis curiosidad por conocer el final de la historia?

La xilotomía es muy útil, no solo para ésto. El estudio de la anatomía de la madera tiene importante aplicación en arqueología y en paleontología y estudio de la evolución de la vida. Así, estudiando las maderas fósiles se pueden conocer las correlaciones entre árboles que vivieron hace millones de años y los actuales, así como el clima y los ecosistemas de épocas geológicas pasadas.

0
Spread the science

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

12 + 2 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.