En 1869, Ernst Leitz tomó el control del Instituto Óptico que Karl Kellner había fundado en Wetzlar (Alemania) dos décadas antes y consiguió, en muy poco tiempo, convertirse en la referencia y el mayor fabricante de microscopios de alta calidad. Desde final del siglo XIX hasta los años 1980, Leitz estaba a la cabeza en calidad, fabricando los mejores microscopios, seguido de cerca tan solo por otro fabricante aleman: Carl Zeiss. Desde entonces, Leitz desaparece como tal, dando paso a Leica y, aun siendo un fabricante todavia de alta calidad (uno de los cuatro grandes de la microscopía óptica), ya ha dejado atrás su vieja gloria.
Leitz y Zeiss fueron los pioneros de los diseños modernos en microscopios, siendo rápidamente imitados por otros fabricantes. Y uno de los microscopios compuestos que mayor éxito ha tenido a lo largo de la historia, con cientos de miles de unidades vendidas, es el C-mikroskop o Continental Microscope. Durante 40 años, este modelo ha sido la referencia en laboratorios tanto de enseñanza, clínica o investigación.

Este es mi representación de este magnifico microscopio y uno de mis favoritos. Leitz marcaba un numero de serie en cada unidad, con el que se puede averiguar el año de fabricación. Esta unidad de la imagen fue fabricada en 1940.
Pesado, estable y sólido y con una calidad óptica excelente, un Leitz fabricado en el siglo XIX o principios del siglo XX es perfectamente utilizable actualmente. Un buen microscopio es una inversión de por vida. En 1922, Hager escribe en “El microscopio y sus aplicaciones”:

Los objetivos fabricados por Zeiss en Jena y por Leitz en Wetzlar pueden considerarse dado su perfeccionamiento y el estado de la ciencia y la técnica, como obra maestra de la óptica; hasta tal punto que no es presumible mejora alguna, dentro del fundamento y teoria de su construcción.

Esto es particularmente cierto, ya que actualmente los microscopios ópticos convencionales siguen fabricando las opticas siguiendo los diseños puestos a punto por Zeiss y Leitz, y apenas ha habido cambios en la fabricacion. Un instrumento actual se beneficia de la tecnología de fabricación que permite obtener lentes excelentes, multicapa, libres de aberraciones y permite ajustes y alineamientos perfectos. Pero el fundamento de su diseño apenas ha cambiado en un siglo.
 Sin embargo, es frecuente encontrar monturas de Leitz antiguas con objetivos u oculares Swift mas modernos de fabricación japonesa. Quien sabe que historia han tenido, pero es posible que sus propietarios hayan decidido en algún momento beneficiarse de buenos objetivos a coste inferior a la hora de sustituir el objetivo original dañado, por ejemplo. Es la única razon que se me ocurre, ya que creo que los objetivos Leitz no envejecen, siendo innecesario cambiarlos a no ser que hayan sido dañados. El objetivo es el alma del microscopio, su elemento mas valioso y delicado.

Tres objetivos. De izquierda a derecha, objetivo planacromatico moderno de buena calidad (Motic), objetivo Swift de edad indeterminada, probablemente de los años 70-80 y objetivo Leitz de 1960. Leitz introdujo la normalización de los objetivos y todos los fabricantes, salvo en modelos especiales, los fabrican con las mismas roscas, de modo que pueden intercambiarse. A la hora de comprar un microscopio, conviene asegurarse que dispone de objetivos normalizados.
 El numero que se ve en el cuerpo del objetivo (1.25, 0.65 y 0.65) es la apertura numérica de la que ya hemos hablado en otro post. El objetivo de la izquierda tiene apertura numérica superior a 1. Esto no es posible en el aire y estamos ante un objetivo de inmersión: para funcionar requiere una gota de un aceite especial entre la lente y el cubreobjetos.
El otro numero que se observa es la magnificación.
Otro elemento fundamental es el ocular. En este microscopio se montaba un ocular de Huyghens. Este diseño consta de dos lentes y un diafragma que delimita el campo de visión y elimina la aberración esférica. Inventado por Christian Huyghens en 1660 para los telescopios, este tipo de ocular esta obsoleto actualmente.

Ocular Huyghens 15x montado en el Leitz de este articulo al lado de un ocular moderno de 10x tipo “Widefield” o Kellner ajustable, el estandard actual que tengo montado en mis microscopios modernos. El diámetro del “barril” en ambos casos es estandard, permitiendo intercambiar objetivos del mismo diámetro, aun siendo de fabricantes diferentes.

Comparemos la calidad optica:

Imagen de un frotis de sangre leucémica tomada con el Leitz de 1940.
Imagen del mismo frotis sanguíneo tomada con un microscopio Motic BA300 fabricado en el año 2007, un instrumento de extraordinaria relación calidad precio. 

La iluminación es el otro factor restante en el sistema optico. Leitz montó el mismo diseño de condensador tipo Abbe en sus microscopios durante décadas. El condensador Abbe, inventado en 1870 usando un simple espejo como fuente de luz, permite controlar de modo muy sencillo el contraste, la iluminacion y la resolucion de la imagen. Abbe no sólo fue un gran óptico. Trabajó en la competencia, Carl Zeiss, donde luchó por y consiguió introducir la jornada de ocho horas de trabajo, acabando con las jornadas de ¡14 horas! que había hasta entonces. No solo fue uno de los artífices de los diseños de microscopios modernos. Es también una de las personas a las que tenemos que agradecer que podamos hacer algo mas en la vida aparte de trabajar…
Actualmente los condensadores Abbe en los microscopios están algo obsoletos, siendo sustituidos por su producto de evolucion, el condensador Kohler.

A pesar de que en los microscopios modernos se han abandonado algunos diseños, un microscopio antiguo como este es perfectamente funcional. Si bien los coleccionistas de instrumentos científicos (una rara afición, pero mas frecuente de lo que parece) pueden llegar a pagar bastante pasta por un viejo microscopio, se han producido en tal cantidad que es posible encontrar un microscopio usado a buen precio. Un microscopio Leitz en buenas condiciones siempre es una buena compra, a veces muy asequible. Para un aficionado o un niño, es mejor opción buscar un microscopio como este, aunque tenga 50 años de antigüedad, que adquirir uno nuevo de bajo coste, pero mala calidad o de limitadas capacidades, que terminará dentro de un armario o en la basura. Un microscopio antiguo de calidad es utilizable y tiene el valor añadido de su belleza de diseño y el encanto de la edad, por lo que se le tomará cariño facilmente. Quien sabe cuantos biólogos u otros científicos han salido de poner los ojos en un buen microscopio antiguo. Se trata de uno de los pocos instrumentos fabricados por el hombre que no sufren de obsolescencia.

8 Comments

  1. Y lo dice uno que firma en anónimo y encima con esta mala educación. Referencio cuando me apetece o me acuerdo, porque normalmente escribo de memoria.. y si no me apetece y no me sale de ahí, porque esto no es una web de referencia ni un trabajo cientifico, pues no pongo referencias. Si alguien quiere referencias puedo darlas si se piden sobre alguna cuestión en concreto y educadamente.

  2. Hola! Estoy buscando un microscopio para un regalo y he visto en tu articulo que se pueden vender de segunda mano, podrias decirme donde? Y podría aconsejarme algún modelo que este bien en cuanto a calidad/precio? Es aprendiz pero no una niña.

    Muchas gracias por compartir tu conocimiento con todos! Muy interesante tu articulo

    1. Hola!
      gracias por tu interes. Es dificil ayudarte desde aqui, ¿por que no me escribes a mi correo?. En cualquier caso, creo que una de las mejores fuentes para conseguir un buen material es ebay. En cuanto a modelos, depende de cada caso particular. Mejor escribeme y te cuento.

      un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

eight − 6 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.