Noticia Nº20: las falacias argumentativas en la práctica de la Ciencia

Hay un aspecto fundamental que distingue a un científico, por encima de su conocimiento de un tema concreto o unas técnicas y tecnologías definidas: el entrenamiento mental que le permite gobernar su pensamiento a la hora de entender y manejar sus datos, lo que observa y lo que su mente construye a partir de esos datos y observaciones. El científico, pues, se caracteriza por una forma de pensar y abordar las cuestiones y problemas. Esto es transversal en todas las Ciencias e impregna la vida del científico. Uno no deja de ser científico al salir del laboratorio.
En este entrenamiento, los cientificos y filosofos de la ciencia han hecho un esfuerzo importante para crear metodologias que minimicen el efecto subjetivo inducido por el observador que interpreta los datos y experimentos, sin embargo en la practica diaria observo que, primero, los cientificos no suelen seguir ningun metodo y segundo que suelen ser victimas de las mismas trampas que cualquiera (falacias argumentativas, ego, orgullo, necesidades), con lo cual corremos el riesgo de perder el tiempo con modelos fantasmagoricos que no explican nada sobre las observaciones reales. Por ejemplo, un modelo o teoria falso no es mas que una creencia (quedando la ciencia a la misma altura que una religion) y la fortaleza de tal creencia esta en funcion de cuantos creen en ella, cuantas respuestas satisfactorias proporciona y cuanto aguanta el maltrato dialectico y el debate. Y no solo como lo aguanta, sino como lo responde.

A tal respecto, los científicos deben conocer varias cosas:

Las  Falacias lógicas o argumentativas

Las falacias argumentativas, numerosas y cuidadosamente estudiadas por los filósofos de la Ciencia y expertos en lenguaje, son trampas mentales que nos pueden llevar a conclusiones y modelos erróneos. La gran diferencia entre Ciencia y Pseudociencias es el cuidadoso diseño de las observaciones y experimentos que realiza la Ciencia a fin de sortear las trampas y llegar a conclusiones y modelos correctos.  Vamos a repasar algunas:

Probatio diabolica: La pongo la primera, por dos razones: no es exactamente una falacia argumentativa, aunque puede darse en el seno de un proceso de argumentación y porque puede ser muy importante en la práctica de la vida en sociedad, aunque en ciencia es poco importante. Consiste en la exigencia de probar un  no-hecho. Es decir, consiste en tratar de probar que algo no ha ocurrido o que algo no existe. Por ejemplo, es imposible probar la no existencia de Dios o probar que yo no estaba ayer a las 2 a.m. en Parla. En la práctica de la Ciencia se suele estar entrenado contra la falta de fuerza lógica de los hechos negativos (como suele decirse, la ausencia de evidencia no es evidencia de la ausencia) y una diferencia entre un país civilizado y uno que no lo es, es que en el país civilizado no se obliga a probar su inocencia a un acusado (lo cual es una probatio diabolica), sino que se prueba su culpabilidad.

– Argumento Ad Ignorantiam: consiste en sostener que algo es falso solo porque no se han proporcionado pruebas de que es verdadero y viceversa, considerar algo verdadero porque no se ha probado que es falso. Esta falacia es peligrosisima en ciencia: supongamos que sostengo el argumento “los dinosauros se extinguieron por un meteorito”. Ahora nadie aporta ninguna prueba para refutar el argumento y por tanto se concluye que es cierto.

Tambien podria ser asi:
A “los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”.
B “no aporto ninguna prueba para sostener esto”
conclusion: A es falso.

Supongo que se entenderá el peligro de esto para un cientifico poco avezado. Hacer un juicio de veracidad/falsedad es muy dificil. Una expresion que me encanta de esta falacia la expresaba Carl Sagan: “la ausencia de evidencia no es evidencia de la ausencia”.

– Argumento Ad Silentio: Este creo que es menos importante para la practica de la ciencia en si misma, aunque lo es en la manera de relacionarse. Por ejemplo: yo no cito el trabajo de mi compañero A en mi trabajo. Por tanto se concluye que no conozco el trabajo de A.

Las implicaciones practicas son importantes, porque aunque es una falacia, existe una duda razonable: por ejemplo:

A “la guardia civil me para para hacerme una prueba de alcoholemia
B “me niego a la prueba”
conclusion: estoy bebido.

Como se ve el argumento es una falacia: es imposible demostrar que estoy bebido por el hecho de negarse a la prueba (silentio). Pero… ¿por que una persona se negaria a hacerse una prueba de alcoholemia? solo porque esta bebido. Este tipo de razonamiento se llama Abduccion, otra palabra que he aprendido recientemente. Junto con la deduccion y la induccion forma parte de los tipos de razonamiento. La abduccion se usa mucho en ciencia (y en investigacion policial). Sin embargo dudo que la mayor parte de los cientificos lo sepan.

-Argumento Ad Antiquitatem: Esta falacia es muy comun sobre todo en la practica de las ciencias biomedicas: es comun en, por ejemplo, la biologia molecular, que el practicante siga al pie de la letra determinados protocolos establecidos y heredados. El practicante no cuestiona ni investiga el por qué de los protocolos, que a veces incluyen pasos innecesarios o simplemente eran una aproximacion no optima pero que nunca se ha modificado por este tipo de argumento: “sigo el paso A, B y C, porque lo pone aqui y este protocolo me lo dio fulanito, que a su vez lo aprendio en USA en el laboratorio de menganito, que fue alumno de…”. Un bonito ejemplo comun de este argumento es la creencia de que el pulpo solo sale bueno si es cocido en cacerolas de cobre. A poco que pensemos, el seguimiento ciego de protocolos por tradicion no solo es pernicioso para el avance de la ciencia, sino que puede ser peligrosisimo: una combinacion del argumento de autoridad y este movia a los antiguos medicos a practicas perniciosas, como las sangrías.

– Argumento Ad Novitatem: Muy comun en la practica de la ciencia. Se considera que algo es bueno solo porque es nuevo. Por ejemplo, una nueva tecnica analitica: el hecho de que sea nueva lleva a su aplicacion sistematica y a la aparicion de cientos de publicaciones. Aunque la nueva tecnica sea superior, es obvio que hay muchos casos en los que la antigua es perfectamente valida o incluso preferible. Un ejemplo: La determinacion de plomo en un mineral mediante microscopia quimica es exactamente igual de valida que la determinacion mediante EDS y mucho mas rapida. Sin embargo, por la falacia Ad Novitatem se considera mas valida la mas moderna. Yo he sufrido estos dos argumentos en mis carnes varias veces: Aunque algo esta logicamente demostrado, se me solicita la aplicacion de una tecnica mas moderna (Ad Novitatem) para apoyarlo o bien se me solicita la aplicacion de una tecnica tradicional “porque es la que se ha usado siempre” (Ad Antiquitatem)

-Argumento Ad Populum y Ad Verecundiam: muy extendido en ciencia y peligrosisimo. Son falacias que consisten en razonar de la siguiente manera:

A “Los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”
B “la mayoria de los cientificos creen que no se extinguieron por un meteorito”
conclusion: la afirmacion A es falsa.

Este seria el caso Ad Populum. Esta intimamente relacionado con el argumento Ad Verecundiam:

A “los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”
B “los doctores Fulanito y Menganito sostienen que que A es una afirmacion falsa”
C “Los doctores Fulanito y Menganito tienen mayor prestigio y credibilidad que el que afirma A”
conclusion: La afirmacion A es falsa. Corolario: todo el mundo opinara lo que opinen Fulanito y Menganito.

Esto nos lleva al efecto Bandwagon: los cientificos suelen actuar de modo gregario usando las tecnicas y estudiando las mismas cosas que los “lideres” de opinion cientifica. Normalmente esta conducta suele estar motivada por: busqueda del reconocimiento o prestigio: “fulanito tiene prestigio” “apoyo a fulanito y trabajo en lo que el” “yo conseguire prestigio”. O bien, simplemente, busca el poder publicar articulos sin problemas, apoyando los temas y metodos de moda. Un ejemplo genial de oportunismo y efecto “subirse al carro” lo vimos con la fusion fria. El argumento Ad Verecundiam tiene una variante muy comun en el publico, que es la creencia de que todo lo que esta escrito es cierto. Ejemplo:

A “los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”
B “en el libro tal, editado por tal, se sostiene que A es una afirmacion falsa”
C “la afirmacion A no esta escrita en ningun libro”
conclusion: la afirmacion A es falsa. Corolario: todo lo que se escribe en libros es verdadero.

La presunción de veracidad en las publicaciones científicas, un corolario de la falacia Ad Verecundiam, es uno de los factores limitantes en el desarrollo de la ciencia: “Si no esta publicado, no existe y mas aun: no es cierto. Si esta publicado es cierto. No puedes publicar que algo publicado anteriormente es falso” y si sumamos este argumento con otros podriamos decir “no puebes publicar que algo publicado anteriormente por mi amigo o aceptado por la mayoria es falso”. Esto funciona muy habitualmente en ciencia.

– Argumento Ad Hominem: Es facil de detectar en ciencia, aunque funciona con mas eficacia de lo que pudiera pensarse. Sin embargo en ambientes no cientificos es enormemente común, provocando muchos daños y conflictos.

A “los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”
B “la persona que afirma A publicó una vez conclusiones erroneas”
conclusion: A es falso. Corolario: si construyes mil puentes perfectos y un puente se cae, no seras conocido como el ingeniero que construyó mil puentes, sino como el ingeniero al que se le hundió un puente.

Como digo este argumento es detectable facilmente, pero en ciencia se manipula y se oculta subrepticiamente. De ahi que el prestigio sea tan importante para los cientificos como el no sufrir desprestigios.
Esta falacia tiene una variante menos comun en ciencia, pero muy comun en politica y en la sociedad: el argumento Ad personam o Ad Hominem Abusivo:

A “los dinosaurios se extinguieron por un meteorito”
B “la persona que afirma A ha tenido problemas legales”
conclusion: A es falso.

O, un argumento común:

A “Las dietas milagro carecen de base bioquímica y son peligrosas para la salud”

B “la persona que afirma A esta gordo”

Conclusión: A es falso.


Friamente sabemos que por muy grave que haya sido el hecho B o las caracteristicas de la persona que afirma A, no tiene nada que ver con que la afirmacion A sea verdadera o falsa. Pero si pensamos un poco e incluso si nos ponemos en situacion veremos que es casi un mecanismo psicologico automático el rechazar cualquier afirmacion que provenga de una persona que ha cometido un crimen o un hecho deshonroso. Este mecanismo es un mero sistema de defensa de nuestra mente, pero puede conducir a situaciones injustas.

– Argumento Post hoc ergo propter hoc: quizá es menos habitual en la práctica de la ciencia, pues los cientificos ya estan entrenados en evitar la falsa causalidad, es decir, el asignar una relacion causa-efecto a dos hechos que ocurren en una secuencia temporal. Sin embargo, este argumento, que podemos formular como:
El hecho A ocurre antes del hecho B
por tanto B esta causado por A
es típico en el pensamiento comun, en la política, en el periodismo. En efecto, se suelen ver relaciones falsas de este tipo con gran frecuencia y es la base de muchos mitos y creencias religiosos, ya que puede utilizarse inteligemente para manipular.

– La falacia de la falacia: las trampas mentales a que nuestro cerebro está expuesto llegan a ser recursivas. Esta falacia puede describirse asi:

A “Los dinosaurios existieron”

B “el proceso de investigación que ha llevado a A contiene argumentos falaciosos”

Conclusión: Los dinosaurios no existieron.

Es decir, por el hecho de que haya errores argumentativos, falacias o agujeros argumentales en la discusión científica, eso no quiere decir que lo que se afirma sea falso.

Ahora vamos con una trampa todavia peligrosa:

Prejuicio de confirmacion: Es la tendencia a interpretar la informacion experimental de modo que apoye la hipotesis que nos gusta. Aunque la ciencia ha intentado crear metodos para evitar esto (como el falsacionismo, los experimentos de doble ciego y cosas asi), lo cierto es que sigue funcionando muy bien en la practica diaria. Este prejuicio es tan peligroso que ya lo estudiare y elaborare mas. Yo lo he sufrido y siempre tenemos que tener muchisimo cuidado con el. Un ejemplo de esto lo hemos visto con el caso de la fusion fria: tras los cientificos afirmando algo falso, muchos grupos de investigacion confirman los resultados: sus observaciones estan absolutamente sesgadas por este prejuicio, recibiendo un severo baño de realidad y ridiculo cuando se descubre que los experimentos iniciales contenían varios errores.

En las ciencias biomedicas este prejuicio es muy peligroso: se tienden a “desechar” sin motivo los experimentos cuyo resultado no apoyen la hipotesis preferida por el investigador. El problema es que el prejuicio no actua unicamente en la interpretacion, con lo cual podria evitarse (y para ello se usan los referees) sino que actua durante la generacion de los datos, donde dificilmente puede esquivarse: el investigador ya cree lo que tiene que salir en el experimento. Este problema nos lleva a lo que actualmente se denomina la crisis de reproducibilidad de las revistas científicas: cada vez son mas frecuentes los casos en los que unos científicos no pueden reproducir los resultados de otros.

A veces pasa incluso el investigador cree haber visto unos datos que realmente no existen, en su deseo de apoyar determinada hipotesis, lo cual nos lleva a la:

Apofenia: Tendencia a ver patrones, regularidades o resultados en conjuntos de datos sin sentido, aleatorios o inconexos. La apofenia toma mucho interes en la practica de la ciencia con la utilizacion de los metodos espectroscopicos: a veces, en cosas poco claras, creemos ver “bandas” o “patrones” en series de mero ruido, creyendo identificar picos de moleculas y cosas asi. Tambien aparece en la estadistica. Y en la interpretacion que hacemos de ciertas imagenes, como poblaciones de celulas teñidas de diferentes modos.

La apofenia me interesa porque realmente me hace plantearme cual es la barrera entre la observacion y la locura. Como sabre si me he vuelto psicotico al empezar a ver patrones y correlaciones. Donde esta la delgada linea roja que separa la creatividad, la ciencia…y la psicosis. El problema es si realmente estamos programados para tratar de encontrar un “sentido” en todos los sucesos y cosas que observamos, aunque sean aleatorias. Esta busqueda constante de un sentido puede volvernos locos.

Como se puede ver, al final la ciencia es algo tan humano como la religion. Quiza los cientificos deberian ser valorados por un psicologo, recibir un curso sobre pensamiento critico, gnoseologia y filosofia de la ciencia.

Todo esto debe hacer dudar siempre del propio trabajo y ser muy muy critico. No solo con la ciencia. El prejuicio de confirmacion por ejemplo, hace mucho daño a las personas: etiquetamos a alguien, nos hacemos una idea de como es o como piensa y ya todo lo que ocurra se convierte en pruebas para apoyar esa etiqueta. O bien tomamos todo lo que pruebe esa etiqueta y rechazamos todo lo que se oponga a esa imagen prejuiciosa que nos formamos.

Es una pena ver el daño que nos hacemos unos a otros por creer que las cosas son de una manera y querer, consciente o inconscientemente, que las cosas sean segun nuestra creencia. Las falacias lógicas en Ciencia y sus terribles consecuencias, como por ejemplo la muerte de personas debido al movimiento antivacunas, que surgió de una investigación plagada de falacias lógicas, nos recuerdan la importancia de la Filosofía, denostada en los actuales programas educativos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

fifty one − 48 =